Los expertos revelan sus secretos para elegir el cuchillo de cocina ideal que te ayudará a elaborar tus recetas favoritas. Y también para mantenerlo en buen estado durante muchos años.

En los últimos años, programas y documentales sobre cocina y gastronomía han popularizado todo lo relacionado con la preparación de alimentos. Esto atrajo la atención de millones de personas sobre el más importante e imprescindible utensilio culinario: el cuchillo de cocina.

Si bien se tienen evidencias de la elaboración y uso de piedras afiladas por nuestros ancestros desde hace 2.5 millones de años, los cuchillos de cocina son una herramienta cuyos orígenes se hallan en ciudades en los extremos del mundo: Solingen en Alemania y Seki en Japón. En ambas ciudades, hogar de diestros herreros especializados en espadas y otros instrumentos de guerra, hacia el siglo XVIII comenzaron a usar tales conocimientos para elaborar cuchillos de cocina.

Hoy, existe una enorme variedad de cuchillos para emplearse en la cocina. Desde pequeños mondadores de verdura hasta hachas para rebanar grandes piezas de carne. Por ello nos concentraremos en el cuchillo de cocina más usado en casas y cocinas industriales: el llamado cuchillo cebollero (cuchillo de chef para los elegantes).

Anatomía del cuchillo de cocina

El cuchillo de cocina cebollero tiene esencialmente dos partes:

· Hoja. Contiene la punta, el filo y el lomo.

· Empuñadura. La parte por donde se sostiene el cuchillo. Contiene a su vez partes como la virola (especie de barrera entre la hoja y la empuñadura), las cachas (hechas de madera, metal o plástico) y el talón (especie de saliente al final de la empuñadora que ayuda a darle estabilidad).

Algunos cuchillos de cocina tienen una serie de muescas a los lados llamados alvéolos, que sirven para evitar que las rebanadas se queden pegadas a la hoja. Además del cuchillo de cocina occidental de filo curvo, en los últimos años se ha popularizado el cuchillo creado en Japón llamado Santoku, cuyo filo es más bien recto y un poco más pequeño que el cuchillo de cocina occidental.

Secretos de los expertos

Si bien no existe una definición oficial de las dimensiones de un cuchillo de cocina, normalmente tiene una longitud que oscila entre 20 y 30 centímetros y puede estar hecho de materiales como el acero inoxidable o acero al carbono. Actualmente hay algunos modelos que pueden costar miles de pesos, pero no es necesario invertir tanto dinero para adquirir el cuchillo de cocina ideal. Aquí algunas recomendaciones y secretos de los expertos para que hagas la mejor elección:

· Evita comprar sets de cuchillos. Estos sets parecen una gran oferta, aunque en realidad acabas comprando un cuchillo de cocina de mediana calidad junto con otros que quizá nunca usarás.

· Considera el peso. Hay quienes prefieren cuchillos de cocina pesados para tener un mejor control de ellos. Otros eligen modelos ligeros para evitar el cansancio debido a su uso constante. El consejo es, además, probar si se ajusta al tamaño de tu mano y si la curvatura del filo se ajusta a tus hábitos de corte.

· Elige cuchillos de acero. Los cuchillos de cocina pasarán buena parte de su vida en ambientes húmedos; por lo que, verifica que estén hechos de materiales como acero inoxidable, inmunes a la corrosión derivada de la humedad. · Busca buenos complementos. Contempla la compra de una piedra de afilar o una chaira, para mantener el filo del cuchillo de cocina siempre en óptimo estado y asentar el filo cuando sea necesario.

Un buen cuchillo de cocina doméstico, con el mantenimiento debido, puede dar servicio por décadas. ¿Cuántos años tiene el cuchillo que usas en casa?, ¿cómo lo mantienes en buen estado?, ¿o llegó el momento de adquirir uno nuevo?