México es el país productor de cacao número 13 en el mundo. Y surgen nuevas oportunidades internas frente a una demanda aún insatisfecha y un aumento de 76% en el consumo para 2030.
Actualmente, el chocolate ocupa el lugar 126 entre los productos más comercializados del mundo, de acuerdo con el Observatorio de la Complejidad Económica (OEC, por sus siglas en inglés). Sin embargo, el cacao es uno de los productos más valiosos y representativos de la historia de México, tanto que, en la antigüedad, era utilizado como moneda.

 

Según el estudio Industria del Cacao en México, presentado en enero de 2020 por el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria, México ocupa la posición número 13 en producción de chocolate en el mundo, con un total de 28,363 toneladas anuales.

En cuanto a valor económico, esta industria genera 95,000 millones de dólares (MDD) a nivel global, mientras que en el país la cifra es de 26,000 millones de pesos (MDP) anuales, que incluye golosina, polvo y de mesa, de acuerdo con la Asociación Nacional de Fabricantes de Chocolates, Dulces y Similares (Aschoco).

Oportunidades nacionales

Si bien los volúmenes de venta y participación de mercado están lejos de los líderes internacionales, México sigue teniendo a su favor la tradición, lo cual cautiva a los expertos chocolateros.

 

Según el estudio Industria del Cacao en México, el consumo per cápita de chocolate en nuestro país es de apenas 750 gramos, en comparación con Brasil que es de 1.6 kilos y de Suiza con 11.9 kilos. En cuanto a volumen de consumo en el continente americano, Estados Unidos es el líder con 62%, luego le sigue Brasil (14%), Canadá (7%) y México (5%).

 

En agosto de 2019, la Aschoco celebró un convenio con la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal para reconocer y preservar el valor cultural y los diversos usos que tiene el cacao en el país. Así, definieron de manera oficial que cada 2 de septiembre se celebrará el Día Nacional del Cacao y el Chocolate. El objetivo es mantener e impulsar este cultivo y, en el mediano y largo plazo, replicar el éxito de otros productores artesanales, como los de mezcal y tequila.

 

La industria del chocolate genera 55,000 empleos directos e integra a 45,000 productores a nivel nacional –Tabasco es el principal estado productor con 66.9% del volumen nacional–; mientras que en el mundo hay más de 5.5 millones de pequeños productores de cacao, señala el estudio Industria del Cacao en México. Por su parte, la Aschoco representa a 87% de las empresas del mercado nacional y es la única asociación representativa de la confitería a nivel nacional.

Perspectivas de crecimiento

Industria del Cacao en México muestra que actualmente nuestro país necesita 120,000 toneladas de cacao para cubrir la demanda interna. Esto como consecuencia de una baja de producción de 46.24% entre 2003 y 2016, así como impuestos al chocolate y fluctuaciones en el precio del azúcar.

 

Hasta ahora la demanda interna se ha cubierto por medio de importaciones provenientes de Colombia, Ecuador, República Dominicana, Costa de Marfil y Ghana. Nuestro país únicamente exporta unas 150 toneladas de cacao criollo –el más demandado por los chocolateros– a la Unión Europea y Estados Unidos.

Las proyecciones de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural dicen que en 2030 el consumo de cacao en México aumentará 76.97% y la producción nacional crecerá 19.49%. Estas cifras abren la oportunidad nuevamente para la industria a nivel nacional.

 

Si bien nuestro país tiene la ventaja de tener condiciones naturales para el cultivo del cacao, las consideraciones del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria señalan que:

  • Es necesario promover la producción de cacao mexicano de alta calidad mediante el fomento de cultivos sustentables.
  • Apoyar al mejoramiento de las condiciones de vida de los agricultores y sus familias, con el objeto de hacer de México un país con mayor reconocimiento mundial por la calidad de su cacao.
  • Garantizar un abastecimiento sustentable de este cultivo que beneficie tanto a los productores, así como a toda la cadena de suministro por su alto valor agregado.

 

Ahora es cuestión de que los actores de la industria se coordinen para hacer de la producción del cacao una de las actividades principales de la economía del país. Cabe recordar que, por séptimo año consecutivo, la Balanza Comercial Agropecuaria y Agroindustrial tiene superávit: al mes de mayo de 2020 registró 5,985 MDD. Es el mayor saldo positivo en 26 años, resultado de 17,122 MDD de exportaciones y 11,137 MDD de importaciones.

¿Te interesa formar parte del negocio del chocolate? Comparte tus comentarios y opina de qué forma crees que esta industria podrá alcanzar su potencial máximo en los próximos años.